Saltar al contenido

Picadura de cucarachas

Suele hablarse de picadura de cucaracha porque tratándose de un insecto debería ser su forma natural de defenderse de algún depredador o de atacar a sus víctimas para comérselas.

Que se sepa, por investigaciones al respecto, sólo la cucaracha de agua es la que pica porque posee un aguijón tóxico con el cual inmoviliza a sus presas. Sin embargo, la cucaracha que comúnmente se puede ver en los hogares no pica, muerde con su poderosa cavidad bucal de insecto omnívoro.

No es frecuente que las cucarachas ataquen a los seres humanos, salvo que se trate de abundancia de ellas en ambientes de mucha insalubridad y poca o ninguna higiene. No obstante, es importante saber un poco más sobre la picadura de la cucaracha.

Generalmente no suele ser frecuente que las cucarachas piquen a los humanos

Mordeduras de la cucaracha en seres humanos

Aunque no lo parezca la mordedura de cucaracha en los labios es más frecuente de lo que pueda pensarse.

La razón es que una cucaracha hambrienta se guiará por olores o restos de comida, aunque inapreciables o mínimos, en las personas que están dormidas.

También pueden morder en los párpados para alimentarse con las lágrimas o las legañas que producen las personas mientras duermen. Como puede verse los ataques de cucarachas se dan durante la noche, en concordancia con la naturaleza escurridiza de este repugnante insecto.

Se han mencionado dos zonas del cuerpo en los que puede presentarse la mordedura de la cucaracha, pero suelen hacerlo en los pies, las uñas o los dedos de las manos, pues allí se acumulan restos de materia orgánica que resultan muy apetitosos para las cucarachas.

Síntomas de la mordedura de cucaracha

La mordedura de cucaracha deja en la piel una marca similar a la de un mosquito aunque un poco más grande, en forma de protuberancia rojiza o como una pequeña erupción.

A veces puede tratarse de varias mordeduras sin que la persona las sienta y produzcan una leve hinchazón y cierto escozor. En caso de ser tratada a tiempo y no haya infección, esa marca rojiza o pequeña erupción desaparece en un par de días.

Si se tiene la certeza de tener una mordedura de cucaracha por los síntomas más comunes antes descritos, lo mejor es seguir algunos consejos básicos al respecto:

  • Limpiar la zona afectada con abundante agua y jabón.
  • Aplicar algún líquido desinfectante, agua oxigenada o alcohol.
  • Evitar rascarse aunque el escozor sea insoportable.
  • Si se presenta inflamación puede aplicarse una compresa fría o alguna crema antiinflamatoria.

Lo importante es evitar no dejar restos o empaques de alimentos en los dormitorios o cerca de ellos, pues las cucarachas hambrientas no dudarán en acercarse atraídos por cualquier cosa que puedan comer.

La picadura que suele dejar la cucaracha es similar a la del mosquito

Enfermedades que pueden transmitir las cucarachas

La sola presencia de cucarachas en el hogar representa un alto riesgo para la salud de la familia.

Por anidar en cloacas o alcantarillas las cucarachas llevan consigo una gran cantidad de protozoos, virus y bacterias que van dejando por donde pasan con sus secreciones de un olor muy característico.

Además de reacciones alérgicas pueden causar dermatitis, edemas en la nariz y en los párpados, y algunas enfermedades mucho más graves como leptospirosis, cólera, disentería, peste bubónica, lepra, salmonella, gastroenteritis, entre otras.

¿Como eliminar las cucarachas de un lugar?

Como todo cuanto tiene que ver con la salud, lo mejor es prevenir. Si se está al tanto de los riesgos para la salud que representan las cucarachas, mantenerlas alejadas con estrictas medidas de higiene es lo primordial.

Deben adoptarse algunas medidas con frecuencia y al pie de la letra para evitar que las cucarachas aniden en los hogares y no terminen convirtiéndose en una plaga difícil de exterminar:

  • Mantener los alimentos en envases
  • Vaciar los cubos de la basura con frecuencia y nunca dejarlos en casa de un día para otro.
  • Mantener limpios y libres de humedad los electrodomésticos.
  • No dejar restos de alimentos en aparatos de la cocina como tostadoras, hornos, microondas y cualquier otro.
  • Sellar hendiduras, grietas o cualquier orificio que le pueda servir de nido a las cucarachas.
  • No dejar platos y utensilios de cocina sin fregar.
  • Si se tienen mascotas no dejar sus alimentos al descubierto durante la noche.

Hay un método que consiste en colocar piñas naturales verdes por la casa, cuando una cucaracha ve estas piñas huye porque piensa que se va a quedar atrapada por su savia. Lo más recomendable sería envolverlas en una bolsita de plástico para que no te ensucien el hogar. Con este pequeño truco las mantendrás a raya.

Todas estas indicaciones no solo cuentan para la cocina, el comedor, las habitaciones y cualquier espacio del hogar, también deben llevarse a cabo en los alrededores y no permitirse el menor descuido en ello, gracias a estos sencillos consejos mantendrás a las cucarachas a ralla.

Colocando piñas naturales verdes puedes ahuyentar a más de una cucaracha