Saltar al contenido

Picadura de oruga

Existen muchos tipos de orugas que a simple vista parecerían que son inofensivas, sin embargo muchas de ellas pueden causar picaduras que desaten una reacción alérgica tanto en los humanos como en los animales.

Este el caso de la oruga procesionaria, la cual tiene unos vellos sobre toda su piel que al entrar en contacto con los ojos o los pulmones pueden ocasionar urticaria y lesiones respiratorias graves.

El nombre de oruga procesionaria se debe a que este animal siempre se traslada en fila una tras la otra.

El ciclo vital de la procesionaria del pino

¿Cómo pica la oruga procesionaria?

La oruga procesionaria no pica, lo que causa lesiones son sus vellos también llamados científicamente tricomas o pelos urticantes. Estos vellos son altamente tóxicos. Para entrar en contacto con estos vellos no es necesario tocar directamente una oruga ya que ella desprende sus pelos y estos flotan por el aire. 

Este método de las orugas de lanzar sus vellos al aire es un mecanismo que utilizan cuando se sienten amenazadas o en una situación de riesgo. .

Los pelos urticantes de la oruga son su protección ante los depredadores, además de que le dan protección en las diferentes fases de su desarrollo.

Una oruga puede tener hasta 600.000 mil pelos en todo su cuerpo. Estos vellos son extremadamente delgados, puede medir entre 0,1 y 0,2 milímetros.

Cabe mencionar que existen dos tipos de oruga procesionaria, la de roble y la pino. Por lo general, el nido de la procesionaria del roble se encuentra en los troncos; mientras que la procesionaria de pino u oruga del vientre marrón se encuentra en las ramas periféricas de los árboles de pino.

¿Por qué algunas orugas pueden ser peligrosas?

  • Oruga mariposa de la col: Esta oruga es capaz de devastar los jardines.
  • La Polilla invernal o Cheimatobia: Esta oruga es una vil devoradora de árboles frutales.
  • Polilla tejedora: Esta oruga levanta su propio capullo de hilo blanco alrededor de las ramas deshojadas de los arboles afectados.
  • Orugas de la polilla impar: Este tipo de oruga es capaz de deshojar bosques enteros, causando gran molestia a las personas que habitan en los alrededores.

Todas estas orugas poseen pelos urticantes que al entrar en contacto con ellos provocan irritación de la piel, urticaria y una picazón intensa, además pueden causar daños graves en los ojos y el sistema de respiratorio.

¿Qué son los pelos urticantes de la oruga y que función cumplen?

Los pelos urticantes son un mecanismo de defensa que utilizan las orugas lepidópteras, las plantas y tarántulas de América.

La palabra urtica es de origen latín y significa ortiga, esos pelitos recubren las partes superior, dorsal y posterior de las orugas y la principal función de los pelos urticantes es proteger el delicado cuerpo del animal de sus depredadores.

Aspecto de los pelos urticantes de la oruga

¿Cómo se entra en contacto con los pelos urticantes?

Se puede entrar en contacto directo con los pelos urticantes tocando directamente una oruga pero como ya es sabido que estos animales pueden ocasionar daños graves a la salud, las personas tienen claro que hay que evitarlas.

Alergia a la oruga procesionaria

El contacto con el vello de la oruga puede desencadenar diversas alergias, sarpullidos, lesiones oculares, dermatitis, urticaria, erupciones e incluso problemas respiratorios graves que van desde la bronquitis hasta la rinitis aguda.

Oruga procesionaria y los niños

La oruga procesionaria es un animal que llama mucho la atención de los niños. Sin embargo, este animal que baja de los árboles en fila es muy peligroso para los pequeños, en especial porque los niños siempre querrán tocarlas sin llegar a comprender que son.

Sólo con que se acerque un niño a ver de cerca una oruga, ésta podría lanzar sus vellos tóxicos y generar alergias graves y problemas respiratorios.

Si un niño es alcanzado por los vellos tóxicos de las orugas, se debe inmediatamente aplicar hielo en la zona afectada.

Las orugas pueden lanzar sus vellos tóxicos para alcanzar a los niños

Oruga procesionaria y los humanos

Al igual que los niños, también los adultos corren riesgos graves de sufrir daños por tener contacto con la oruga procesionaria.

Este insecto puede afectar la salud de los adultos al punto de causarle complicaciones respiratorias muy severas y urticaria fuerte.

Se recomienda no visitar zonas boscosas donde haya predominancia de árboles de pino en época de primavera, tiempo en el cual las orugas tienen gran presencia. En caso de llegar a pisarlas se recomienda no entrar a casa con los zapatos, estos pueden tener restos de los filamentos de las orugas.

Síntomas de la picadura de la Procesionaria

Si bien a simple vista las orugas parecieran ser inofensivas, el tener contacto con ellas puede ocasionar síntomas molestos.

Las primeras reacciones que se manifiestan después de haber tenido un contacto con los vellos de la oruga es una irritación visible en la zona afectada. Otros de los síntomas son alergia y urticaria inflamatoria.

¿Cómo tratar una picadura de oruga?

Si la oruga se ha pegado en la piel, lo primero será retirarla usando para ello unos guantes gruesos, pinzas o alicates para levantarla.

Este procedimiento debe hacerse cuidadosamente evitando que la oruga se vuelva a pegar en la piel una vez que ya se ha tratado de retirar. También utilizando las pinzas se deben retirar los aguijones que pueda haber incrustado.

¿Cómo tratarla en perros?

Los perros son especialmente sensibles al contacto con los pelos de la oruga procesionaria.

Si un perro aspira los vellos venenosos de la oruga, se debe lavar con abundante agua la nariz y boca del perro, y luego inmediatamente llevarlo a un veterinario para que le aplique un tratamiento de corticoides endovenoso, ya que el animal tendrá gran riesgo de inflamación en toda la zona de la boca, la nariz y la garganta.

¿Cómo combatir la oruga procesionaria?

La oruga procesionaria es una plaga dañina que ocasiona severos daños cada año en el centro y sur de España y causan la deforestación de pinos y lesiones a mascotas y niños. Para combatir esta plaga se recomienda lo siguiente:

  • Eliminar las bolsas construidas por las orugas, se recomienda hacer esto en días frescos y preferiblemente al atardecer.
  • Colocar envases llenos de agua en los troncos de los árboles, de tal manera que cuando las orugas bajen de los árboles se ahoguen.
  • En las zonas donde se encuentre arena removida probablemente haya un nido de orugas, por eso es bueno observar montículos para desenterrar y matar las orugas.
  • Capturar a las orugas machos con las trampas de feromonas, esto impide que fecunden las hembras y se altere el ciclo de reproducción.
  • Durante la temporada de otoño aplicar químicos, fumigar e implementar insecticidas ecológicos como por ejemplo el Bacillus thuringiensis, durante esa época el insecto es vulnerable a ser atacado por insecticidas.
  • Los carboneros son depredadores naturales de la oruga, ellos no representan ningún peligro para otras especies, son los más efectivos y se puede introducir en zonas extensas de pino.
La oruga procesionaria ocasiona verdaderos daños en el centro y el sur de España

Trampas para la procesionaria

Una de las principales medidas de control para la procesionaria es instalar trampas con feromonas que llevan en su interior una cantidad específica de esas hormonas sexuales que sirven para engañar al macho y que no pueda fecundar a las hembras.

Precauciones para evitar las picaduras de procesionaria

El principal consejo para evitar las picaduras de procesionaria es no pasear bajo los pinos afectados o cerca de ellos y de ser necesario tener que transitar por estas zonas, lo más recomendable es cubrirse la mayor parte del cuerpo, usar gorra, gafas y sobre todo hay que evitar frotarse los ojos durante el tránsito por la zona boscosa.

Al llegar a casa, conviene darse una ducha, lavarse la cabeza y también lavar la ropa utilizada inmediatamente. Lo más importantes es nunca acercarse ni mucho menos tocar los nidos de las orugas.

Remedios caseros para la picadura de oruga

Si se ha entrado en contacto con los vellos de la oruga, lo primero que hay que hacer es lavar la zona afectada con abundante agua y seguidamente aplicar hielo.

Para las lesiones causadas por las toxinas de la oruga están recomendados algunos fármacos de aplicación tópica como antihistamínicos no sedantes y corticoides tópicos.

Estos actúan como un bloqueador de la histamina liberada por la oruga y que es la responsable de generar la sensación de picor. Se puede ingerir antiinflamatorios no esteroideos para bloquear la prostaglandinas que produce